La Bola de Cristal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Bola de Cristal

Mensaje por Anna el Vie Sep 15, 2017 12:02 pm



La Bola de Cristal

La Bola de Cristal es uno de los oráculos más antiguos de la historia de las Artes Adivinatorias que nace tras la observación de las aguas de los ríos. Su interpretación es mucho más fácil de lo que puede parecer a simple vista. Sólo es preciso relajarnos y zambullirnos en su interior, con la mente abierta y el espíritu relajado.

Este arte llamado cristolomancia es muy antiguo, ya en la época faraónica, en Egipto, se recurría a la observación de esferas de vidrio o de cristal, o las aguas tranquilas.

Para poder practicar este arte lo más adecuado será contar con una bola de cristal, pero de no ser así, podemos utilizar como sustituto un recipiente esférico, tipo pecera, de cristal, el que se debe llenar de agua hasta los bordes.

Luego debemos buscar un ambiente donde nadie nos moleste y poco iluminado, no es necesario que se practique a oscuras, como se cree comúnmente. Necesitaremos, además una mesa y una tela de color negro. A continuación colocaremos la tela negra sobre la mesa que servirá de apoyo a la bola de cristal o pecera, lo ideal que ésta quede a unos 30 cm. por debajo de nuestra vista, luego se ubicarán a su alrededor velas, de izquierda a derecha. Encenderemos las velas y reduciremos la luz de la habitación al máximo. Para llevar una buena práctica, debemos relajarnos, cerrando los ojos, realizaremos una respiración profunda y pausada, por un par de minutos, y sin abrirlos pensaremos solamente en relajarnos. Al abrir los ojos lo haremos observando el centro de la bola. Mientras se respira suavemente, nuestra mirada debe perderse en su interior. No importa lo que se vea, la cuestión es que los ojos se habitúen a mirar. Mientras se sigue mirando la bola, parpadeando normalmente, colocaremos las manos alrededor de ella sin tocarla, se la debe recorrer con la mirada en su totalidad. No se verán en ella imágenes en movimiento, solo se podrán contemplar luces o manchas, luego con la práctica se lograrán ver figuras geométricas o números. Con el transcurso del tiempo y la práctica se podrán esperar respuestas en forma de símbolos, lo principal es que en un principio logremos relajarnos, veamos la bola y obtengamos visiones simples.

Cuando se logre la perfecta concentración, se formulará la pregunta, ésta se debe hacer en voz alta, deberemos esperar unos segundos y luego mirando el centro de la bola se reformulará la pregunta. Solo se deberá contemplar lo que se vea, no se debe cuestionar, simplemente tenemos que tomar la información mentalmente, para que luego con la paz adecuada se la pueda interpretar acertadamente.

Para leer la bola de cristal se precisa de paciencia y voluntad. Al principio pensaremos que lo que tenemos frente a nosotros es un simple cristal esférico en el que, por mucho mirar, no veremos nada. Es lo normal. Pero con el tiempo, a medida que nos acostumbremos a desenfocar la mirada al tiempo que nuestros ojos se centran en el interior de la bola, comenzarán a surgir símbolos. En las primas prácticas de observación veremos puntos negros, manchas de formas extrañas, rayas o incluso nubes. Vamos por buen camino. Con un poco más de tiempo lograremos ver símbolos o quizá imágenes mucho más definidas. Cuando ello sea así, estaremos en condiciones de comenzar a preguntar.


¿CÓMO PREGUNTAR?

. Es preciso esquematizar al máximo el problema o deseo, aquello que nos lleva frente a la bola, para que cuando formulemos la pregunta no haya divagaciones inútiles.
. Debemos a relajar la mente. Haremos lo posible para ver en nuestra cabeza una imagen que haga referencia a aquello que deseamos saber.
. Pasados unos minutos ya podremos trasladar la imagen mental al centro de la bola mientras paralelamente se repite mentalmente la pregunta sobre la que espera respuesta.

CÓMO LEER LA BOLA DE CRISTAL

Si estamos bien relajados, comenzaremos a percibir la presencia de imágenes. Al principio serán sólo manchas, después irán tomando forma. Lo importante es que cuando esto suceda no nos entusiasmemos ni perdamos la concentración. Procuraremos no movernos ni enfocar la mirada. Al contrario, debemos dejar que las cosas fluyan por sí mismas. Cuando presenciemos una imagen o varias debemos observar la dirección que toma para de esta forma determinar cuál es la imagen real que debe darnos la respuesta.

DICCIONARIO BÁSICO DE SÍMBOLOS

Abanico: Elemento que augura sorpresas agradables especialmente relacionadas con las mujeres y en cualquier aspecto de la vida.

Abeja: En relación al trabajo presagia una etapa de suerte, dedicación y esfuerzo, con dificultades que rápidamente se superan.

Aceite: Si el mismo esta contenido en algún recipiente anuncia prosperidad; pero si en cambio se halla derramado puede ser indicio de sufrir una pérdida irreparable.

Águila: Esta perspicaz ave simboliza vigor y salud, especialmente si en su grafica se la percibe ascendiendo, es indicio de rehabilitaciones y solución de problemas; si desciende, advierte peligros y recaídas.

Agujero: Imagen que revelando erotismo, sensualidad, pasión y sexualidad, presagia relaciones ocasionales muy intensas pero poco trascendentes y pasajeras.

Ángel: Aparición de ayudas desinteresadas y desconocidas; se recomienda evitar el actuar impulsivamente, recurriendo antes a familiares, amistades o personas de confianza en busca de orientación.

Avión: La vida le cruzará a las personas indicadas para poder llevar a cabo sus proyectos. Anuncia una etapa de inseguridades en la que será necesario perseverar y trabajar con fuerzas.

Araña: Los planes se verán suspendidos momentáneamente en una telaraña de obstáculos y dificultades. Conflictos con personas queridas del entorno cercano. Se descubrirán engaños y mentiras.

Bandera: Presagia la llegada de un tiempo dorado en el que desaparecerán los inconvenientes y se podrán disfrutar los logros.

Basura: Se están estableciendo relaciones perniciosas que se traducirán en negocios equívocos o vínculos afectivos perjudiciales que se reflejarán en resultados negativos.

Bebé: Hay cambios en el plano laboral y propuestas interesantes. Se debe aprovechar este momento de prosperidad, sin descuidar todo lo demás.

Boca: Representa lo que dice y lo que no dice, por tanto avisa sobre el riesgo de estar involucrados en rumores infundados; o el peligro de que se nos afloje demasiado la lengua y digamos cosas que no deberíamos decir.

Bota: Excelente período para inversiones o emprendimientos comerciales, aprovéchelo. Augurio de prosperidad.

Bote: Las embarcaciones generalmente simbolizan esperanzas, viajes, proyectos, felicidad, optimismo y alegría; a excepción de que aparezcan en situación de guerra, anunciando así el desenlace de un trance negativo o traumático.

Búho: Si bien esta figura augura un muy buen futuro, se debe realizar un cambio en el rumbo de los proyectos que ya se han iniciado, para poder rescatarlos y hacerlos florecer. Se necesitará de toda la constancia, creatividad, voluntad y fuerza para trabajar duro en ellos.

Cabeza: Se encaminan los nuevos proyectos, reflexión y buenas ideas; se recomienda pensar antes de actuar.

Cadenas: La crisis que nos hostiga puede culminar en una ruptura que nos impulse a la búsqueda del aislamiento y la soledad. Abruman las ataduras.

Cama: Hace referencia al deseo sexual no resuelto, necesidad insatisfecha.

Campana: Llegan buenas noticias que la/o posicionarán bastante mejor en el plano laboral o empresa personal o proyecto. Recibirá algún presente de la persona menos esperada.

Cartas: Se avecinan disturbios; augura situaciones económicas difíciles y mala salud en el entorno cercano.

Circulo: Especial protección, tranquilidad y seguridad. Las personas que nos rodean son de enorme confianza.

Corona: Se recomienda centrar la energía para construir bases firmes y no dejarse envolver por el placer de la comodidad. Prosperidad momentánea.

Cruz: Si esta en su perfecta posición revela un triunfo brillante, si se halla invertida es indicio de traiciones, disgustos, peligro cercano y malos momentos.

Cruz dentro de un círculo: Indica que habrá que sortear obstáculos más difíciles que los imaginados y por ende, los proyectos se verán demorados.

Cuernos: Habilidad mental que posibilita el discernimiento, la objetividad y la entereza para la protección contra los peligros y enemigos ocultos.

Dedos: La energía se enfoca en nuevos desafíos que requieren de mayor esfuerzo físico, trabajo y dedicación.

Demonio: Símbolo del mal, previene traiciones, malas intenciones, engaños, discusiones y desesperanza.

Desierto: Vaticina malos negocios, perdidas económicas y soledad.

Dinero: Anhelos materiales y deseos económicos insatisfechos.

Escalera: Anuncia una etapa de mejoras continuas en las condiciones económicas. Las personas que habitualmente entorpecen, dan lugar a que las situaciones se acomoden naturalmente y los proyectos obtengan un mejor desenlace.

Escoba: Se podrán eliminar los inconvenientes y obstáculos. Llega el éxito.

Espada: Enemigos manifiestos y ocultos merodean celosamente nuestro ámbito. Los pensamientos agobian, las emociones angustian y la salud se resiente.

Espiral: Protección natural y sobrenatural colaboran en esta dichosa etapa.

Espejo: Observar un poco más lo que acontece alrededor. Los últimos afectos conquistados pueden no ser todo lo sinceros que parecen ser.

Estrella: Se aproxima la fluidez, el romanticismo, el perdón verdadero y la capacidad de dialogo. Etapa para recuperar la magia perdida en la pareja.

Fantasma: Se materializan anhelos largamente esperados en varios aspectos, especialmente en lo que a ganancias económicas se refiere.

Flores: Alegrías y placeres que se descubren en pequeños gestos armonizan la pareja y los vínculos familiares.

Fuego: Transformación personal que otorga vitalidad y energía para accionar los cambios necesarios para cortar con el pasado.

Frutas: Si se encuentran pendiendo del árbol es anuncio de prosperidad; si en cambio están solas anticipan un periodo desfavorable.

Gafas: Evasión de conflictos y toma de decisiones que producirán perjuicios en varios aspectos, especialmente el económico.

Gato: Misteriosas intrigas, traiciones y ocultamientos, serán el plato fuerte de este inestable período afectivo.

Globo: Se verán obstaculizados los proyectos, las actividades serán muy poco fructíferas; se recomienda ser un poco más realista.

Guante: Se consolidan nuevas amistades, colaboración y solidaridad de familiares y conocidos para salir victoriosos de la crisis.

Herramientas: Enfocar nuevamente la energía en el negocio estancado y finalizar todos aquellos trabajos que quedaron pendientes

Hielo: Indica desdicha por envidias e hipocresías de enemistades que intentan perjudicarnos para extraer ventaja de la situación.

Hormigas: Presagian la necesidad de salir activa y laboriosamente del ostracismo y la comodidad para superar la prueba presente.

Huevos: Representa la abundancia, se avecinan éxitos económicos, el disfrutar de placeres y satisfacciones personales.

Humo: Simboliza fantasías, quimeras y deseos de placeres mundanos, alejados de las necesidades cotidianas insatisfechas.

Infierno: Previene sobre el incorrecto accionar; hay tentaciones peligrosas que seducen y pueden complicar la situación personal.

Isla: Se aproxima una etapa próspera con un importante mejoramiento en la calidad de vida. Se terminan las angustias.

Jardín: Tranquilidad de conciencia, serenidad y paz. Tiempo de reflexiones, de disfrutar de los seres queridos.

Joyas: Se anhela un golpe de suerte que provoque un cambio total en las finanzas del hogar con mínimas posibilidades de materializarse. Ambición irrealista.

Juguetes: Pronostican alegrías en el ámbito familiar; especialmente si están en buen estado y se ven bonitos; caso contrario acercaran desesperanzas.

Laberinto: Amenazan con volver antiguos temores e inseguridades infundadas, incertidumbre general, abatimiento.

Libros: Si se encuentran abiertos predicen inteligencia y sabiduría en el accionar; si están cerrados aluden a la incertidumbre del momento; rotos conjeturan a desgracias.

Limones: Defectos como la envidia, los celos, el resentimiento y la ira invaden inevitablemente a la persona, desestabilizando las relaciones.

Luna: Período de romanticismo, creatividad, imaginación y ternura. Si se pudiera establecer la fase de la luna, estaría añadiendo otra información más de importancia a la interpretación.

Lluvia: Presagia la llegada de una etapa de prosperidad y alegrías que rejuvenecerán el cuerpo y el alma de la persona. Siempre es sinónimo de éxito, de bendición en aquello que uno se proponga.

Manchas: Cuando aquello que percibe el ojo es solo una mancha de la que no se puede extraer otra denominación, se advierten riesgos de pleitos, malos entendidos y discusiones serias con el entorno cercano por razones superficiales y sin importancia.

Mascara: Nos intenta percatar sobre un peligro eminente de traición, engaño, hipocresía y manipulación, de quienes diciéndose amigos se transforman en adversarios.

Mariposa: Anuncia la proximidad en la recepción de las buenas noticias de personas queridas y la armonía próspera que durará un largo tiempo en la vida.

Monedas: Cuando se puede determinar el valor de la misma indica que se esta pasando una vida holgada, pero cuando no se distingue claramente su designación señala necesidades económicas.

Monstruo: Augura un exceso de fantasías que ocasionarán futuras decepciones, sinsabores y frustraciones.

Montaña: Comienzan a aparecer las posibilidades de reconocimiento en el plano laboral por los logros obtenidos hasta el momento. Ascensos.

Nido: Si el mismo alberga huevos adentro significa que están por nacer los éxitos, se materializaran deseos; si en cambio el nido esta vacío, es posible que los negocios no marchen bien.

Niebla: Anuncia un viaje inesperado y dificultoso que terminará resultando fructífero y gratificante. Hay obstáculos para sortear en este transito con mucho esfuerzo.

Nubes: Pronostican que las dificultades se van alejando, la paz vuelve a sentirse e internamente la alegría festeja ya los éxitos venideros. Si el dibujo manifiesta oscuridad, tormenta o lluvia, significa que las desavenencias conyugales se agravaran al igual que las inconvenientes laborales.

Ojo: Esta imagen esta relacionada al destino marcando una etapa de gran intuición, sabiduría y capacidad para enfrentarse al rigor del futuro más adverso saliendo victoriosa/o.

Oreja: Anuncia rumores y mentiras destructivas de personas conocidas recientemente que disfrutan perjudicando con sus deslealtades.

Oro: Este elemento siempre representa buena fortuna aunque es importante interpretarlo en relación a los demás componentes ya que se tiñe fácilmente con la energía que lo rodea.

Oscuridad: Revela temores e inseguridades en las decisiones tomadas anteriormente, se intuye la perdida que se viene asomando junto con la tristeza de reconocer el fracaso.

Pájaro: Advierten que llegará la prosperidad y la alegría; son un buen presagio de noticias muy beneficiosas para la familia; a excepción que estén mutilados, malheridos o deformados, que alertarán entonces sobre posibles decepciones con seres queridos y perdida de dinero.

Pan: Estrechamente vinculado con lo afectivo y la prosperidad, sugiere buena fortuna y armonía en las relaciones.

Pañuelo: Anuncia relaciones ocasionales de intensa atracción y desavenencias con el entorno cercano por las mismas.

Payaso: Este sonriente seductor advierte sobre futuras estafas, ilusiones que centraron la energía en las nubes, desatendiendo el presente de los negocios que se verán levemente desfavorecidos.

Pez: Esta transitando por un camino que conoce a la perfección y por ende está en el rubro en que mejor sabe desempeñarse; precisamente por eso, evitando un exceso de confianza, es importante que sea muy cuidadosa/o; generalmente las cosas no son tan simples como parecen.

Pie: Tránsito de mucho sacrificio, esfuerzo y voluntad. Aparecerán ayudas inesperadas. Introspección, encuentro con uno mismo.

Pirámide: Etapa especial para proyectar el futuro, hay optimismo, suerte y claridad mental, además de buena fortuna que acerca el dinero fácilmente.

Policía: Presagia el advenimiento de una traición que pone en riesgo los bienes materiales y el honor de la persona.

Puente: Representa la amplitud de conciencia que facilita negocios, proyectos nuevos, viajes y la aparición de oportunidades no tradicionales que si bien implican riesgo, prometen una abundancia material.

Puñal: Simboliza una enemistad oculta de muy baja calaña que tiene intenciones de complicar las situaciones desde su incansable resentimiento.

Roedores: Nunca son un buen pronóstico, advierten complicaciones en cualquier ámbito de la persona, inclusive la salud propia y la de su entorno cercano.

Relámpagos: Inestabilidad emocional y escasa claridad mental, alternan con sus opuestos, dando etapas de corta duración de éxitos y otras de igual condición, pero de fracasos.

Reloj: Aconseja la reflexión, calma y ecuanimidad. Paciencia y entendimiento son necesarios para llevar a cabo las acciones debidas.

Río: Significa que existen otras oportunidades y que de ellas hay que escoger una para comenzar a transitar un nuevo camino; que necesariamente se deberá iniciar despidiéndose del pasado.

Rosa: Los afectos no son bien comprendidos; la impotencia y la angustia generaran bajones anímicos y malhumor recurrente. Pasión descontrolada que no entiende razones y perjudica otros aspectos de la persona.

Rostro humano: Es un presagio ambiguo con respecto a las influencias (positivas o negativas) que ejercerán algunas personas en relación a sus acciones y el proyecto del consultante. Aquí es importante tener en cuenta para el balance final, las demás figuras que acompañen en la lectura; Soñarse sangrando pero sin sentir dolor, y aunque no se identifique de dónde mana, insinúa que el soñante anhela liberarse de alguna situación molesta que le impide lograr lo que se ha propuesto desde hace mucho tiempo.

Sangre: Anuncia el bienestar, la fluidez de los éxitos.

Santos: Siempre es una excelente revelación y promesa de un cambio muy favorable a un tiempo mejor, con más calidad de vida. Significa también que el camino por el que se esta transitando es el más adecuado para cumplir con los designios del destino.

Sapos: Y ranas auguran satisfacciones personales y éxitos venideros. Amigos leales en los que poder confiar plenamente.

Serpientes: Las víboras comunican momentos desagradables provocados por engaños y seducciones deshonestas, especialmente en el plano sexual y afectivo ocasional.

Silla: Vaticina que se desaprovecharán excelentes oportunidades. La pesadez generará el incumplimiento de obligaciones y por ende, inconvenientes que se podrían haber evitado.

Tela de araña: Es muy probable que los adversarios ya se encuentren urdiendo alguna trampa para desestabilizar a la persona. Es aconsejable actuar con cautela sin subestimar al enemigo, que con su recelo puede hacer estragos.

Teléfono: Anuncia la existencia de vínculos comerciales o laborales que no son los mejores y que podrían ocasionar perdidas económicas de importancia. Intensificar las precauciones.

Tijera: Comunica sobre el peligro inminente de la ruptura de una relación muy apreciada e íntima. Incertidumbre, angustia, celos y competencia en el plano laboral que generando inseguridades baja el ánimo de la persona.

Tobogán: Advierte sobre pruebas personales de gran relevancia en las cuestiones más intimas y los negocios más importantes; exigiendo el máximo dominio de las emociones y claridad de pensamiento para alcanzar el éxito.

Torbellino: Representando el accionar constante de la vida, con altos y bajos, pero siempre en transformación, recuerda que de vez en cuando hay que cambiar de rumbo aceptando que esto suceda.

Tortuga: Se comienzan a saborear los tan esperados resultados, que quizás no estén acordes a las expectativas generadas, pero las concreciones serán lentas, firmes y seguras

Triángulos: Simbolizando el equilibrio aluden a la espiritualidad, la estabilidad emocional, la armonía física y la iluminación espiritual. Se recomienda especialmente la reflexión y la introspección.

Túnel: Significa que los resultados que se esperan al llegar, son tan inciertos como el propio accionar para dirigirse al éxito.

Uñas: Sugiere que las recompensas que se reciben por el esfuerzo que ocasiona el trabajo no están acordes a lo que internamente se espera por lo que representan. Insatisfacción.

Uvas: Se amplia y diversifica el ámbito laboral; y con él, las responsabilidades y las recompensas. Próspera etapa.

Vasija: Arraigada con la tradición familiar indica armonía y bienestar en el entorno cercano. Placeres y alegrías gustosamente compartidas.

Velas: Advierte sobre la necesidad de atender cuestiones espirituales que encienden el deseo cuando parece haber desaparecido. Conectarse con lo instintivo.

Yate: Amenaza un tiempo de inmadurez en donde se intentara evadir responsabilidades generando un caos bastante particular en la vida de la persona que no se conocerá a si misma.

Zapatillas: Generalmente presagia aflicción, situaciones violentas, agresivas o traumáticas que pueden romper con la tranquilidad de los días. Advierte sobre conocidos que no son nada confiables y nos comprometen.

Zig-zag: Estas líneas o figuras en, auguran un porvenir colmado de bendiciones y abundancias en casi todos los aspectos de la vida. Significan que de tanto en tanto algún personaje benefactor se cruzará por la vida para hacerla más dichosa aún.


Bienvenid@ Invitado. Trabajar en equipo ayudando a los demás, significa evolución del alma, bienvenid@ a la mía.


avatar
Anna
Admin

Femenino Libra Búfalo
Mensajes : 103
Fecha de nacimiento : 07/10/1961
Fecha de inscripción : 28/08/2016
Edad : 56
Localización : Madrid

http://pazinterior.forosphpbb.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.